EDITORIAL: La originalidad

EDITORIAL: La originalidad Por Antonio J. Gimenez La originalidad es una de las virtudes más deseadas por los artistas y a su vez, una de las más aclamadas por el público. Un músico con la capacidad de crear su propio sonido será fácilmente reconocible y apartado del abstracto tumulto de candidatos a la cima.  ¿Y de donde nace la originalidad? ¿De la calidad técnica? Claro que no. Solo entren a internet y lo comprobarán. Hoy en día, es muy común encontrar en sitios como YouTube a un número absurdo de personas que pueden interpretar piezas tan difíciles como exquisitas. Desde las más prestigiosas sinfonías clásicas hasta obras de la cultura popular. Si bien estas habilidades son loables, le duela a quien le duela, es más de lo mismo. Pero “ojo”, es una gran herramienta que deben atesorar (recuerden esto), porque la habilidad técnica es un gran comienzo para alcanzar la iluminación artística. Volvemos a nuestro cuestionario ¿La originalidad nace simplemente de hacer algo completamente di

¿El rock es mano única?

La imagen que devuelve una docena de televisores desde la vidriera, al frío de la noche del domingo, es la de un Macri que salta, gira y vuelve a saltar. La escena es muda, el vidrio del supermercado del electrodoméstico de la avenida Cabildo pone el festejo en un tupper, pero las repeticiones develarán que lo que sonaba era La Mancha de Rolando, Attaque 77, Miranda! e Intoxicados.

 

  

Es probable y entendible que la próxima vez que alguno de estos grupos tenga un micrófono o grabador adelante, exhiba una queja o aclare que sus ideas no se condicen con las del nuevo jefe de gobierno porteño. Nadie puede imaginar que Manuel Quieto, que compuso Arde la ciudad haciendo contrastar la euforia popular del Mundial 78 con la búsqueda que familiares de desaparecidos iniciaban entonces, apoye a un político que revindica a Cacciatore, intendente de la dictadura. 

 

Acaso sea hora de revisar aquella frase que alguna vez Ricardo Iorio le dijo al Sí!: "El que crea que el rock es de izquierda está muy equivocado". Esto no significa que el rock no sea de izquierda porque, contra su voluntad, lo usa Macri para festejar. No lo es porque a cambio de difusión no le importó cobrar de Estado & Sponsors, porque es una pieza más del ajedrez de las compañías de celulares y porque es funcional a la industria del entretenimiento. Y porque si no querés sonar en la fiesta de Macri, la que queda es la de La Renga y su también rentable "caminito al costado del mundo". José Bellas

 

Comentarios