EDITORIAL: La originalidad

EDITORIAL: La originalidad Por Antonio J. Gimenez La originalidad es una de las virtudes más deseadas por los artistas y a su vez, una de las más aclamadas por el público. Un músico con la capacidad de crear su propio sonido será fácilmente reconocible y apartado del abstracto tumulto de candidatos a la cima.  ¿Y de donde nace la originalidad? ¿De la calidad técnica? Claro que no. Solo entren a internet y lo comprobarán. Hoy en día, es muy común encontrar en sitios como YouTube a un número absurdo de personas que pueden interpretar piezas tan difíciles como exquisitas. Desde las más prestigiosas sinfonías clásicas hasta obras de la cultura popular. Si bien estas habilidades son loables, le duela a quien le duela, es más de lo mismo. Pero “ojo”, es una gran herramienta que deben atesorar (recuerden esto), porque la habilidad técnica es un gran comienzo para alcanzar la iluminación artística. Volvemos a nuestro cuestionario ¿La originalidad nace simplemente de hacer algo completamente di

Germán Daffunchio "Mi lápida dirá: 'Muy rico todo, no sé si vuelvo'"

 "Somos totalmente descartables", dice el ex Sumo, amigo de Luca Prodan y uno de los pilares de Las Pelotas. En el último disco, la banda grita Basta y en esta charla Germán Daffunchio sostiene que el dinero no tiene nada de maravilloso y que tener éxito no es difícil: "Preguntáselo a Nazarena Vélez". Más profundo y filosófico, dispara: "El ser humano se fue al carajo cuando creó un Dios a su imagen y semejanza". Entrevista: Pedro Irigoyen / Fotos: Ary Kaplan Nakamura / Edición: Roxana Lavazza y Magela Demarco. pirigoyen@claringlobal.com.ar 

 


Luca Prodan muere en diciembre del 87. Tras su muerte, los músicos de Sumo forman dos bandas: Divididos, con Ricardo Mollo y Diego Arnedo; y Las Pelotas, con Germán Daffunchio, Alberto Troglio y Alejandro Sokol. Instalados en la localidad de Nono, Córdoba, Las Pelotas comienza a componer y a modelar la banda. "Córdoba fue lo mejor que pudimos hacer para equilibrarnos... En ese momento creo que todos tratamos de volver a la vida porque la noche es dura", dice Daffunchio. El debut llega en 1990, en la discoteca Halley y ante cien personas. Luego se incorporan a la banda Tomás Sussmann (guitarra) y Guido Nisenson (bajo) y la gran popularidad alcanzada los convierte en referente del rock argentino actual. Su primer trabajo discográfico fue "Corderos en la noche" (1991). Lo siguieron "Máscaras de sal", "Amor seco" (1995), "La clave del éxito" (1997), "¿Para qué?" (1998), "Todo por un polvo" (1999), "Selección" (2001), "Maxisimple" (2002), "Esperando el milagro" (2003), "Show" (2005) y "Basta", que acaban de lanzar. En el 95 fueron teloneros de los Rolling Stones, durante cinco noches en River. Y en octubre del 97 participaron del show en homenaje a los veinte años de las Madres de Plaza de Mayo, junto a León Gieco, Divididos, La Renga, Los Piojos, Todos Tus Muertos, A.N.I.M.A.L., Attaque 77, Actitud María Marta, entre otros. Este sábado 18 de agosto, a las 20 horas, presentan su nuevo disco en el Estadio Ferrocarril Oeste (Avenida Avellaneda 1240). "Basta" es definido por sus protagonistas como "un disco con vida, que fue compuesto entre todos, enfocado hacia un mismo lugar y de mucho trabajo en el estudio". El primer corte es el tema "Como un buey", de alta rotación tanto en las radios como en la TV. El segundo, "Siento luego existo", que cuenta con Germán Daffunchio en voz principal y el video del mismo tema que se puede ver en todos los canales de música, dirigido por Alejandro Soler.

Comentarios