A 23 años de la muerte de Joey: por qué Ramone y otras curiosidades del rey del punk

Su traumática infancia. El bullying en la escuela. Su precaria salud. La redención a través del rock y el por qué de su nombre. La idolatría en Argentina y los 20 años sin hablar con el guitarrista Johnny Ramone. Jeffrey Ross Hyman, conocido como Joey Ramone, nació el 19 de mayo de 1951 en el seno de una familia judía de Forest Hills, Queens, Nueva York, hace hoy 73 años. Un dato que pocos conocen, es que al nacer, tenía un teratoma adosado a la columna vertebral, por unfeto de un gemelo que no había terminado de desarrollarse. Se lo removieron con una cirugía. Pero nunca dejó de tener problemas físicos y psicológicos por aquel tumor extraño. Los seguidores de Ramones -banda pionera de punk rock que Joey integró entre 1974 y 1996 Jeffrey era un muchacho introvertido y solitario, de 1 metro 98, flaco y desgarbado, ojos miopes saltones, anteojos de muchísimas dioptrías y dentadura asimétrica. La futura estrella estudió en el Forest Hills High School, donde sufria bullying. Sus padres se

La Zappa



La Zappa

https://www.pasala.com.mx/famosos/el-punk-tambien-es-de-y-para-ellas

'La Zappa' es pionera del género y única sobreviviente mexicana; nos contó todo lo que pasó para llegar hasta donde está ahorita

En el barrio de la San Felipe de Jesús, en la CDMX, no sólo había bandas de rock lideradas por hombres: también había morras que se rifan.

Un claro ejemplo es Patricia Moreno Rodríguez, ‘La Zappa Punk’, quien empezó echando gritos desde los 12 años, y hasta la fecha por sus venas corren el anarquismo y el feminismo.

A sus 51 años, la punketa recuerda que tuvo que pasar de todo para sobrevivir dentro de la escena underground: desde los madrazos hasta sortear las drogas y la cárcel porque le cargaron un muertito en una tocada.




“El asesinato fue en una fiesta de aniversario punk donde una persona perdió la vida, y me involucraron a mí por ser famosa y reconocida como ‘La Madre del Punk’, peeero bien entrona a los putazos. Además, defensora de las causas injustas, ya que desde mis inicios puño a puño me liaba con los ojetes que me querían bajar del escenario por cerdos machistas, y por eso me acusaron indebidamente señalándome por culeros detractores contrarios a mi banda, y donde al fin salí absuelta sin pedo”, nos contó la única mujer sobreviviente del punk mexicano.

Ya la lleva relax

La iniciadora del hard core en México se encuentra en plena lucha contra las adicciones debido a los excesos desde su ‘alcoholescencia‘, como ella, sonriendo, lo recuerda. Patricia se mantiene en pie de lucha a través de su música y rehabilitándose, vendiendo playeras de su banda, Convulsiones, y sacando sus fanzines feministas de veinte pesos, llamados ‘La menstruación de Rebeka‘, de información punk, anarquía y feminismo rebelde, que ella de mano en mano reparte.




Comentarios