L-Gante debutó como actor en una película con Sofía Gala

  L-Gante debutó como actor en una película con Sofía Gala El cantante estuvo presente en la Avant Premiere de “Franklin: la historia de un billete” Sofía Gala y L-Gante, en la premiere de "Franklin: la historia de un billete". Foto: Movilpress. Actualizado al 17/05/2022 19:21 El lunes por la noche, Elián Ángel Valenzuela, conocido popularmente como L-Gante (22), debutó oficialmente como actor. Es que el cantante de cumbia tiene una breve participación en la película Franklin: la historia de un billete , que protagonizan Germán Palacios , Daniel Aráoz, Sofía Gala Castiglione, Joaquín Ferreira , Isabel Macedo y Cristian Salguero. En la Avant Premiere , que se celebró en el Dot Baires Shopping , ubicado en el barrio de Saavedra, el músico llegó acompañado por su pareja, la influencer Tamara Báez y su hija Jamaica, de 8 meses. L-Gante junto a Tamara Báez y Jamaica. Crédito: Movilpress. Además de comer pochoclos, el artista musical aprovec

Ulises Bueno

 https://www.clarin.com/espectaculos/musica/lado-bueno-ulises-bueno-renaci-gracias-amor-_0_ydP3qq7Sp.html

Entrevista

El lado bueno de Ulises Bueno: “Renací gracias al amor”

Se alejó de las adicciones y apuesta al amor de su hija y su pareja. Participará en un disco homenaje a su hermano, el Potro Rodrigo, donde cantará junto a él. Y actuará en el Gran Rex el 2 y 3 de julio.




Graciela Guiñazú

Viene de días muy movilizantes, Ulises Bueno. El pasado 24 de junio, se cumplieron veintiún años de la trágica muerte de su hermano Rodrigo y dos días después festejó su cumpleaños número 36, acompañado por su familia con un show por streaming y gratuito en la Plaza de la Música, al que accedieron 160 mil personas.

Hace tres semanas, Ulises Bueno sorprendió al renunciar a La Academia de ShowMatch, donde participó de apenas dos galas con muy buenos resultados junto a su novia Rocío Pardo, la bailarina, actriz y directora teatral que dice le cambió la vida. ¿El motivo? Un proyecto muy importante que hoy devela en esta nota: participará de un disco de duetos en homenaje a su hermano, con la voz de Rodrigo rescatada de las cintas originales, y junto a artistas internacionales.

No hace mucho tiempo, Ulises se sentía atormentado, preso de adicciones que lo llevaron al abismo e incluso a pensar en abandonar los escenarios, según confiesa. Pero después de muchas noches oscuras y gracias al amor hoy se descubre como un hombre que volvió a empezar.

Que aún no termina el juego

"El lado bueno es todos los días, me parece. Soy una persona frontal pero, sobre todo, soy una persona buena, en todo sentido", dice Ulises.

-¿Sentís que haber hecho un show gratuito, con tu público y tu familia, es parte de los cambios que estás exteriorizando?

-Sí. La gente me ha regalado mucho amor durante toda mi carrera. Y, si bien siempre hemos recorrido el país para brindar un buen espectáculo, en este cumpleaños quise devolver todo lo que la gente me ha brindado. Hasta hace poco yo tenía una calidad de vida muy distinta a la de hoy, tratando de enfrentar al demonio que me perseguía, que eran los vicios y esas cosas nocivas para la salud, entonces no sabía si iba a llegar a cumplir treinta y seis años. Hoy estoy muy firme con esta decisión y muy muy limpio. Yo hasta hace muy poco, el año pasado sin ir más lejos, hasta había pensado en dejar de cantar, porque esos demonios me estaban consumiendo de una forma que no me atrevía a subir a los escenarios, estaba teniendo temor a morirme, sinceramente te lo digo.

-¿Cuánto tiene que ver el amor en todo esto que me contás?

-Y el amor lo tiene todo, lo tiene todo... Porque el amor de mi familia, el amor de mi pareja, el amor de mi hija... He estado rodeado de mucho amor y eso me permite hacer foco, ver para quién estoy viviendo y hay mucha gente para quien uno tiene que vivir.

-En esta nueva etapa, ¿estás más romántico- sentimental?

-Jaja. La verdad que soy bastante romanticón. Me gusta mucho estar rodeado de la gente que me brinda amor, porque soy una persona que desde chiquito me ha tocado perder a las personas que más quise. Le agarré un poco de rencor a la vida en un momento, por el hecho de no tener a mi papá, de no tener a mi hermano, de no tener a seres que se me iban acercando para cuidarme, para ayudarme... Siempre la vida me los arrebataba de al lado y me los llevaba. Y hoy disfruto mucho de estar acompañado por las personas que amo.

Sobreponerse a las pérdidas

-¿Cómo influyeron las pérdidas, la de tu papá “Pichín” Bueno primero y la de tu hermano después, en esos “demonios”?

-Yo perdí a mi viejo a los ocho años o sea muy chiquito. En ese momento, se hizo cargo mi hermano, tomó el rol de padre y después su pérdida en el 2000 fue algo que nos shockeó a todos, a toda la familia... Creo que paralizó al país y hubo un antes y un después de su pérdida. Sin ir más lejos hoy su música sigue más vigente que nunca, su música no murió nunca, su esencia no murió, nunca porque estamos en el 2021 y lo seguimos recordando y seguimos hablando de él como si fuese ayer ¿verdad?

-¿Te costó imponer al artista que no quería ser su sucesor, sino simplemente Ulises?

-Y sí, aparte la comparación de la gente siempre estaba. Yo era muy chiquito, tenía quince años cuando me subí al escenario por primera vez y todo eso fue una mochila muy pesada, porque ¿cómo hacía yo para demostrarle a la gente que yo no era Rodrigo, que quería forjarme mi propio camino?

-¿Sentís que te olvidaste mucho tiempo de vos?

-No sé si me olvidé, pero sí sé que me descuidé. Me descuidé por una cuestión de que se me fue de las manos. Los excesos... Las cosas... Se me fueron de las manos. Y caí a tierra hace dos años, puse los pies en la tierra y me di cuenta de que las cosas que estaba haciendo no estaban bien. La Pandemia me hizo darme cuenta de todo, de que yo venía con un ritmo de vida muy agitado, con mucho consumo de alcohol, cigarrillos y sustancias nocivas para la salud. Y me di cuenta de que hay una vida detrás de un artista y hay que cuidarla mucho.

-¿En ese momento pudiste recuperar el vínculo con tu hija Alma?

-Ya venía con ella, porque yo vengo haciendo tratamientos hace mucho tiempo. Pero creo que el tratamiento más fuerte que pude lograr hacer es el del amor, el tratamiento de dejarme querer y empezar a querer. Alma tiene doce años y es como yo, habla muy poco y es muy tímida. Durante mucho tiempo yo estuve ausente, pero nos reencontramos y estamos uniéndonos, fortaleciendo este vínculo y de a poquito vamos afianzándonos y nos vamos brindando todo.

-¿Entonces crees que nunca es tarde?

-¡Es que nunca es tarde! Por ahí si uno se deja vencer siempre es tarde, pero cuando uno se pone en la camiseta para salir a pelearla ahí te das cuenta que nunca es tarde.

-¿Cuánto tuvo que ver el desconocido de los Bueno, tu hermano Flavio en esta recuperación?

-Flavio siempre me ha hecho ver las cosas, aun cuando yo no he querido verlas. Es un pilar muy fundamental para mí, para mi carrera, para lo personal. ¡En todo! Él fue quien me acercó a mi hija, quien me acercó a Rocío también, quien estuvo conmigo en los momentos más críticos, siempre ayudándome y haciéndome ver que la vida tiene una segunda oportunidad.

-¿Y tu mamá?

-¡La vieja es puro amor! Como toda madre a sus hijos los quiere y los defiende por más de que hagan cualquier cosa. Mi vieja es nuestra esencia, nuestra esencia de ser festivos, de ser cuarteteros, de ser personas que amamos a la música.

Un amor que se hizo esperar

- A Rocío la conocíamos porque fue bailarina del programa de Marcelo Tinelli, pero la presentaste formalmente como tu pareja en “La Academia”, ¿cuándo empezó la relación?

-Estamos juntos desde el verano, pero juntos a nivel conviviendo. Es algo mágico para una relación, no suele suceder de esta forma. Ella terminó de convencerme, de hacerme dar cuenta de que la vida es hermosa. Tiene un ángel muy especial, una luz muy importante y creo que empezó a iluminar mi camino para que yo encendiera mi luz propia. Y nos amamos de una forma impresionante, mágica como te dije.

-¿Es cierto que la esperaste casi 4 años?

-Sí. Cuando la vi por primera vez, casualmente también en el programa de Tinelli, me pareció una persona muy especial, pero no me dio chance. Y desde la primera cita, cuando nos reencontramos esta temporada, no nos despegamos nunca más y acá estamos, proyectando y haciendo cosas juntos, la verdad que es algo maravilloso. Creo que por algo se dan las cosas, yo estaba volviendo a los escenarios, y ella me ayudó a confirmar el hecho de que estar vivo valía la pena y que estar sano vale mucho más.

-¿Renunciaste a “La Academia” por un trabajo importante o la exposición te resultó peligrosa para tu recuperación?

-Renuncié por trabajo. Uno es un disco que se hace desde el exterior, donde yo voy a participar y es un homenaje a mi hermano. Van a grabar artistas internacionales como Maluma, Andrés Calamaro y Carlos Vives, y con Carlos también hay algunas propuestas para hacer algo juntos después. Y, el otro es mi nuevo disco, que está encaminado, ya tenemos ocho o nueve temas grabados y falta grabar el resto.

-¿Cómo te moviliza el homenaje a Rodrigo?

-Imagínate... Después de veintiún años que se lo siga teniendo en cuenta como un referente de nuestra Argentina. Y que participen artistas tan reconocidos a nivel mundial en este disco de duetos, que a mi hermano se lo siga recordando y se lo siga manteniendo vigente me parece extraordinario, nos llena de orgullo saber que su música todavía sigue impactando, sigue pegando fuerte. Yo voy a participar en una canción.

-¿Se puede contar cuál es?

-¡No sé! Pero te lo voy a decir: Ocho Cuarenta. Es un dueto entre Rodrigo y yo. Se hace todo digitalmente, en cada canción se separa la voz de él y se pone mi voz y la de los otros artistas cantando a dúo con él.

-¿Cantaste en vivo con tu hermano alguna vez?

-No, no tuve esa oportunidad. Sí canté con su orquesta durante un ensayo suyo en un Luna Park y él me estaba escuchando. Ahí fue cuando él me cuenta que la vida del artista es difícil y es algo que él no quería para mí; me aconsejó que aprendiera mucho de los grandes artistas y viera primero lo que se vive como artista antes de meterme en esta carrera que no es fácil. Yo tenía catorce años y nunca me voy a olvidar de ese día. En casa sí cantábamos juntos, él me enseñaba, me guiaba, me decía si estaba bien los tonos, me explicaba de música... Son todos recuerdos muy lindos que tengo de él.

-¿Puede abrirse una carrera internacional para vos a partir de este disco de duetos de Rodrigo? Ya participaste en el álbum de “Buenos Aires para el mundo” de Los Ángeles Azules y también en el show de Descemer Bueno en La Trastienda.

-Yo he tenido la oportunidad de grabar con grandes artistas y es algo que me llena de orgullo, saber que nuestra música anda por el mundo. Descemer vino después como invitado a un show mío de Córdoba y luego me invitó a Cuba.

- Empezás la gira este viernes y sábado con dos funciones en el teatro Gran Rex.

-Nada más ni nada menos que volver al Gran Rex, a reencontrarnos después de tanto tiempo con nuestro público aquí en Buenos Aires, que es mi segunda casa. Además es un escenario muy prestigioso y volver a estar ahí nos llena de emoción, saber qué nos vamos a reencontrar con un público distinto, que hoy es más familiero, tiene otra energía y está necesitando también de alegrías para poder salir adelante después de tanto sufrimiento y tanto dolor. Por eso va a ser un show diferente.

-¿Cómo sigue la gira después del Gran Rex?

-Volvemos a Córdoba y si Dios quiere hacemos el teatro Luxor y después nos vamos 15, 16 y 17 al norte, a Salta y Jujuy.

-Hablando del Luxor de Carlos Paz, ¿qué opina tu suegro Miguel Pardo que además de ser el dueño de este teatro es tu productor, de tu noviazgo con su hija?

-Está muy contento y apoya mucho la relación, porque me ha acompañado siempre, sabe todo de mi carrera, sabe todo en mi vida personal y me ha ayudado muchísimo en conseguir a los médicos psiquiatras y a los psicólogos. Es como un padre para mí y no tengo palabras para agradecerle todo lo que hizo por mí.

-Si tuvieras que explicar tu renacer ¿cómo dirías que fue?

-Creo que mi renacer es en base al amor. Creo que hoy el hecho de estar vivo es gracias a todas las personas que me quieren y gracias al amor que me han brindado siempre tanto mi público como mi entorno más cercano. Ahora sé que siempre se puede salir adelante. Y de eso se trata, la verdad es que estamos muy bien.

WD

Comentarios