L-Gante debutó como actor en una película con Sofía Gala

  L-Gante debutó como actor en una película con Sofía Gala El cantante estuvo presente en la Avant Premiere de “Franklin: la historia de un billete” Sofía Gala y L-Gante, en la premiere de "Franklin: la historia de un billete". Foto: Movilpress. Actualizado al 17/05/2022 19:21 El lunes por la noche, Elián Ángel Valenzuela, conocido popularmente como L-Gante (22), debutó oficialmente como actor. Es que el cantante de cumbia tiene una breve participación en la película Franklin: la historia de un billete , que protagonizan Germán Palacios , Daniel Aráoz, Sofía Gala Castiglione, Joaquín Ferreira , Isabel Macedo y Cristian Salguero. En la Avant Premiere , que se celebró en el Dot Baires Shopping , ubicado en el barrio de Saavedra, el músico llegó acompañado por su pareja, la influencer Tamara Báez y su hija Jamaica, de 8 meses. L-Gante junto a Tamara Báez y Jamaica. Crédito: Movilpress. Además de comer pochoclos, el artista musical aprovec

ATHY Más cerca del arpa que de la guitarra

http://www.clarin.com/suplementos/si/2006/10/13/3-00801.htm

Como ejecutante de un instrumento no habitual, este vecino de Ituzaingó gana por habilidad y facha. ¿Modelo de músico o músico modelo?

Siempre fui como un bicho raro. Era el Harry Potter del colegio", se autoflagela Athy (22), arpista celta y compositor. Este músico-modelo asegura ser uno de los tres arpistas celtas del país, pero el único que toca a "nivel tradicional con adorno y ormentación". Y se luce: "Por eso viajé a Brasil, para dar un master class en el IV Encuentro Latinoamericano". A pesar de haber ganado una beca, le sacaron tarjeta roja al negarle la visa para entrar a los Estados Unidos. En la embajada, "vieron cartas de recomendación y una cuenta del Bank of America con un monto para quedarme un mes. Esa plata la pusieron distintos músicos", se enorgullece.

La arpista yanqui Deborah Bennet, quien le enseñó a tocar por Internet, consiguió la beca para que pueda zapar con Alasdair Fraser, el violinista de la película Titanic, entre otros. A punto de colgar las cuerdas, a los 17 tuvo que pedir ayuda virtual. "Escribí en un foro para pedir una mano y Deborah respondió y me mandó paquetes de CD's y libros con anotaciones. Ella me enseñó por correo y por Internet", cuenta. ¿Cómo lo corregía? "Le tocaba por teléfono", recuerda.

Este fanático de las leyendas mitológicas, tuvo una revelación a los 13. Después de leer cuentos, escuchó por primera vez el arpa en un disco y ahí decidió que quería tocarla. A punto de lanzar en noviembre su segundo disco, Sabour a Tiersha, el posible "Hombre Cosmo" (se presentó al casting del canal) asegura que le ofrecieron un "papelito para hacer televisión", aunque no da más detalles. ¡Atención chicas! Athy, con su 1.90, roza el marco de la puerta. Desde ahí arriba cruza los brazos y simula ser un patovica en la entrada de un boliche. ¿Hay peligro?

—¿Estás en la búsqueda de fusionar la moda con el instrumento?

—Lo que busco es mostrar el lado fashion, porque a veces hago cosas publicitarias como modelo. ¡No soy un Morticio Addams tocando el arpa! Es como romper un poco las estructuras. Pero trato de fusionar lo clásico y angelical con lo moderno. Mi estética podría dar para un guitarrista de rock.

Sin los lentes potterianos, el Zoolander argento se da maña con el arte culinario y las manualidades (artesanales).

—¿Por qué decorás los escenarios con velas y duendes?

—Es un reflejo de mi personalidad. Te doy un ejemplo de una cita romántica: invito a una chica a mi casa, le hago una comidita, están las velas y la música tranqui... Ella va a entrar y ver duendes colgando. Soy así y trato de que vea eso.

—¿Y las chicas no se asustan?

—¡Uh! Tengo algunos casos. Entran a la pieza, prenden la luz y '¡Ay!' (NdR: grita). Salen corriendo: hay cada duende...

Comentarios