EDITORIAL: La originalidad

EDITORIAL: La originalidad Por Antonio J. Gimenez La originalidad es una de las virtudes más deseadas por los artistas y a su vez, una de las más aclamadas por el público. Un músico con la capacidad de crear su propio sonido será fácilmente reconocible y apartado del abstracto tumulto de candidatos a la cima.  ¿Y de donde nace la originalidad? ¿De la calidad técnica? Claro que no. Solo entren a internet y lo comprobarán. Hoy en día, es muy común encontrar en sitios como YouTube a un número absurdo de personas que pueden interpretar piezas tan difíciles como exquisitas. Desde las más prestigiosas sinfonías clásicas hasta obras de la cultura popular. Si bien estas habilidades son loables, le duela a quien le duela, es más de lo mismo. Pero “ojo”, es una gran herramienta que deben atesorar (recuerden esto), porque la habilidad técnica es un gran comienzo para alcanzar la iluminación artística. Volvemos a nuestro cuestionario ¿La originalidad nace simplemente de hacer algo completamente di

Barón Rojo



Barón Rojo

Barón Rojo es una banda española de heavy metal y hard rock formada en 1980 por los hermanos Armando y Carlos de Castro, José Luis Campuzano "Sherpa" y Hermes Calabria. El nombre de la banda proviene del apodo del aviador alemán Manfred von Richthofen, conocido popularmente como Barón Rojo.​ La agrupación jugó un papel muy importante en la consolidación del heavy metal español junto a otras agrupaciones del género como Obús, Panzer y Ángeles del Infierno.


Desde la publicación de su primer álbum, Larga vida al rock and roll en 1981, la agrupación ha grabado alrededor de una veintena de discos entre producciones de estudio, álbumes en vivo, recopilaciones y álbumes de vídeo, además de realizar conciertos en escenarios emblemáticos como el Club Marquee de Londres y de participar en importantes eventos como el Festival de Reading de 1982 en Inglaterra, Viñarock 2004 en Villarobledo, Metalway 2009 en Zaragoza​ o Rock in Rio 2010. Barón Rojo ha realizado una gran cantidad de giras, visitando países de Europa y América constantemente. La banda fue incluida en la posición n.º 18 en la lista de las "50 mejores bandas de rock españolas" de la revista Rolling Stone.


Barón Rojo nació de la unión de cuatro músicos, los hermanos Armando y Carlos de Castro, José Luis Campuzano, también conocido como "Sherpa", y Hermes Calabria.3​ Los hermanos Carlos y Armando de Castro permanecieron en una banda llamada Coz hasta 1980, momento en que las relaciones entre sus músicos se deterioraron y el grupo terminó siendo dividido en dos. Los hermanos de Castro, junto al cantante y bajista José Luis Campuzano y el batería uruguayo Hermes Calabria, anteriormente en el grupo de rock progresivo Psiglo,​ fundaron Barón Rojo, mientras que la otra mitad del grupo Coz continuó con su carrera publicando algunos discos más.


Década de 1980

Larga vida al rock and roll y Volumen brutal

Una vez formado, el grupo debutó a comienzos de 1981 con el álbum Larga vida al rock and roll, publicado por la compañía Chapa/Zafiro. Lanzaron como primer sencillo la canción "Con botas sucias", cuyas siglas aludieron a la compañía discográfica CBS, sello que editaba los discos del anterior grupo de los hermanos de Castro, Coz. El álbum fue dedicado a la memoria de John Lennon, cantante y guitarrista de Los Beatles, que había sido asesinado recientemente.6​


El álbum obtuvo la certificación de disco de oro, lo que le proporcionó a la banda actuaciones por toda España y comentarios en televisión, radio y prensa. Gracias a los beneficios del primer LP, el grupo se trasladó a Londres, donde grabó su segundo álbum titulado Volumen brutal. La grabación se llevó a cabo en los estudios Kingsway, propiedad de Ian Gillan, cantante de Deep Purple, en sólo dos semanas. De este disco se grabaron dos versiones, una en castellano y otra en inglés con la compañía Kamaflage, que adquirió los derechos del disco para su venta en Europa. Tanto la versión en castellano como la inglesa triunfaron en Inglaterra y en otros lugares de Europa.


Canciones como "Los rockeros van al infierno", "Incomunicación" y "Resistiré" lograron gran popularidad en la escena del rock europea, logrando el aplauso de parte de la prensa especializada y llevando a la banda a encabezar las portadas de algunas revistas especializadas como Kerrang!. El 27 de agosto de 1982 Barón Rojo actuó junto a Iron Maiden, Gary Moore, Marillion, Twisted Sister y M.S.G. en el Festival de Reading. La canción "Concierto para ellos", incluida en Volumen brutal, fue una especial dedicatoria a músicos de rock fallecidos como Jimi Hendrix, Bon Scott, Janis Joplin, John Lennon y Keith Moon.


Metalmorfosis y En un lugar de la marcha

Tras la popularidad obtenida con Volumen brutal y su presentación en el Festival de Reading, la banda publicó en 1983 su tercer disco, titulado Metalmorfosis, grabado también en la ciudad de Londres. El álbum incluyó populares canciones como "Casi me mato", "Hiroshima", "El malo" y "Tierra de Vándalos", así como la balada "Siempre estás allí".3​ Un año después fue publicado el primer trabajo en vivo de la banda, un disco doble titulado Barón al rojo vivo. El disco incluyó cuatro canciones nuevas: "Campo de concentración", "El mundo puede ser diferente", "Mensajeros de la destrucción" y "Atacó el hombre blanco", así como una pequeña versión instrumental de la canción "Whole Lotta Love" de Led Zeppelin (traducida al español como "Muchísimo amor") y las instrumentales "Czardas" y "Buenos Aires", esta última dedicada a la capital argentina.


En 1985 fue lanzado al mercado el disco En un lugar de la marcha, álbum que fue bien recibido por la crítica, sustentado en canciones como "Breakthoven", "Caso perdido", "Hijos de Caín" (en la que el músico José Barta se encargó de aportar los teclados) y "Cuerdas de acero". Carolina Cortés, pareja de José Luis Campuzano, colaboraba de manera constante con la banda en la composición de las letras de algunas de sus canciones.​ En 1986 fue publicado otro álbum en directo titulado Siempre estáis allí, con material grabado en varias presentaciones de la banda en el Palacio de los Deportes de Madrid en febrero de 1984.


Período de experimentación y salida de Sherpa y Hermes Calabria

En 1987 fue publicado un nuevo álbum de estudio, titulado Tierra de nadie, producido por Joaquín Torres para Serdisco, el cual fue grabado en el estudio Torres Sonido de Torrelodones, Madrid, durante los meses de marzo, abril y mayo del mismo año. Con este álbum comenzó un período de experimentación en el cual Barón Rojo buscó integrar su estilo compositivo con nuevos elementos. Destacaron en este álbum las canciones "La voz de su amo", "Sombras en la noche" y la canción homónima, interpretada con sonidos orquestales.


Ese mismo año Barón Rojo vuela a América, entre cuyas presentaciones se destacan las realizadas en Colombia, con localidades llenas en ciudades como Bogotá, Medellín y Pereira.


El álbum No va más, de 1988, nuevamente lanzado por la discográfica Serdisco, lleva una portada enfocada al tema de las apuestas, al igual que la temática de uno de los singles del disco "Trampa y Cartón". El disco cuenta con una amplia experimentación con teclados, apreciable en las canciones "Cansado de esperar" y "Mil años luz", además de incluir el sonido de un violín chino y un banjo en la canción "Celtas cortos", título que hace alusión a una famosa marca de cigarrillos.​ Casi un año después fue publicado el álbum Obstinato, nuevamente producido por Barón Rojo para Serdisco. El álbum fue grabado en los estudios Chamber durante marzo y abril de 1989. En él se dejó un poco de lado la línea experimental abierta en los dos anteriores discos, aunque sin abandonarse completamente. El disco contiene una nueva versión más lenta de la canción "Herencia letal", originalmente del álbum Metalmorfosis.


En 1990 José Luis Campuzano y Hermes Calabria abandonaron la formación de la banda, producto de una suma de factores tales como mala relación con los hermanos de Castro, la desilusión causada por una cada vez menor repercusión mediática en España del heavy metal en general y de Barón Rojo en particular, y por el agotamiento debido a una década plagada de numerosas giras.​ Sin embargo, los hermanos de Castro decidieron continuar con la banda y experimentar con varias formaciones, como la que llevó a Barón Rojo a estar integrado por cinco componentes, al unírseles Pepe Bao al bajo (conocido por su trabajo en bandas como Manzano y O'funk'illo), José Antonio Nogal en la batería (de la banda Tritón) y Maxi González (también de Tritón) como vocalista principal.


Década de 1990

Desafío, Arma secreta y álbumes recopilatorios

El primer álbum de Barón Rojo en la década de 1990 fue Desafío, disco producido por Carlos de Castro para Avispa Records. Fue grabado en los estudios M-20 de Madrid durante el año 1992. En este álbum la formación estaba compuesta por los hermanos Carlos y Armando de Castro, José Antonio Nogal "Ramakhan" en la batería y Niko del Hierro en el bajo. A pesar de la enorme calidad musical del disco, con notables canciones como "Te espero en el infierno", "Hijos del Blues", "Rock´stimulacion", "El enemigo a abatir", "Señor Censor" o "Político", el disco no obtuvo un gran éxito debido a los malos tiempos que corría el género y al escepticismo de parte del público por la nueva formación de la banda.


En el año 1995, la discográfica Zafiro, propietaria de los derechos de las canciones que Barón Rojo grabó para dicha disquera, publicó un disco recopilatorio llamado Larga vida al Barón, con canciones destacadas de la agrupación desde el álbum Larga vida al rock and roll hasta el Obstinato. En este recopilatorio los integrantes de la banda no tuvieron voz ni voto.​ Después de este trabajo y con nueva casa discográfica en 1997, la banda publicó el disco Arma Secreta, el cual fue grabado y producido por Carlos de Castro para Clave Records en los estudios Kilociclo de Madrid durante el año 1996. Es el disco más heterogéneo de la banda en el que se mezclan canciones del viejo estilo del Barón como "Bajo tierra", "Comunicación" o "Todo me da igual", con otros temas con sonidos más acústicos, como "Arma secreta", "Hielo al Rojo", "Sobre este mundo hostil", "No odas" o "Robinsong".


En 1999, salió al mercado un nuevo álbum titulado Cueste lo que cueste. Este disco incluye cuatro temas nuevos, "Cueste lo que cueste", "El trepa", "Cielo o infierno" y "Más de ti", además de una nueva versión de "Resistiré", grabados todos estos temas en los estudios Sonoland de Madrid durante julio y agosto de 1999. Fue publicado por BMG y el disco se compone de dos CD, con los cinco temas mencionados anteriormente más veintiséis de las mejores canciones recopiladas de la trayectoria de Barón Rojo desde el disco Larga vida al rock and roll hasta el disco Obstinato.


Nuevo milenio


Primera década del nuevo milenio (Desde 20+ hasta En clave de Rock)

La primera década del nuevo milenio se convertirá en una década de resurgimiento en la que la banda vuelve a asentarse en el panorama musical nacional e internacional, volviendo a estar presente en los principales festivales y haciendo prolíficas giras por España, así como volviendo a visitar países sudamericanos donde tantos aficionados mantienen. En el año 2001 Barón Rojo publicó su primer álbum en el nuevo milenio, titulado 20+, en alusión a la existencia de la banda por más de 20 años. Este álbum fue producido por V. M. Arias para Zero Records y fue grabado en los estudios Oasis de Madrid durante diciembre de 2000 y enero de 2001.3​ En esta producción la banda incluyó instrumentos de viento en sus arreglos. El evidente uso de saxofón, trombón e incluso trompetas le impregnó un sonido muy particular al disco. En el álbum se incluyó el videoclip multimedia del sencillo "Fronteras".


Ese mismo año la banda regresa a Colombia, esta vez contratados para tocar exclusivamente en la ciudad de Pereira, en lo que sería una gran noche recreada por la niebla y el heavy rock de Barón Rojo en el velódromo municipal, con la apertura de bandas locales del mismo género como Wizard y Tránsito Libre. Posteriormente la banda volvería a visitar este país sudamericano en varias oportunidades durante esa década. Igualmente visitó Santiago de Chile, donde se grabó uno de los mejores bootlegs que se tienen de la banda "Directo en Santiago de Chile" (14/03/2001), y de esa manera comenzarán un ciclo de giras por diversos países sudamericanos que mantendrán periódicamente hasta llegar a nuestros días.


El año 2002 vio el lanzamiento de un nuevo álbum doble en vivo, titulado Barón en Aqualung, producido por Barón Rojo para Zero Records. Este álbum fue grabado en vivo el 5 de octubre de 2001 en la sala Divino Aqualung de Madrid, saliendo a la venta en la primavera de 2002 inicialmente con el título Barón en divino como un DVD y posteriormente en un doble CD con el título Barón en Aqualung, puesto a la venta el 11 de mayo del mismo año. Fue mezclado en los estudios Ritmo & Compás de Madrid. En esta grabación en vivo se puede apreciar el nuevo sonido de Barón Rojo, que incluye plenamente la presencia de músicos invitados con instrumentos de viento.


El 9 de junio de 2003 la banda publicó su primer álbum de versiones, titulado Perversiones, grabado y mezclado en los estudios Oasis de Madrid durante los meses de marzo, abril y mayo de 2003. Producido por José Miguel Ros y Carlos Rufo para Zero Records, el álbum incluyó versiones de las bandas que son consideradas por sus mismos integrantes como influencias en la carrera musical de la agrupación, como Black Sabbath, Deep Purple, Rainbow, Jimi Hendrix, entre otros.


En 2005 fue expulsado de la banda el baterista Vale Rodríguez, que fue sustituido por el anterior batería del grupo, José Martos. A finales de 2006 fue publicado el álbum de estudio Ultimasmentes, con un sonido más conservador que 20+ y Arma secreta, y contó con la particularidad de tener un tema compuesto y cantado por el bajista Ángel Arias, titulado "Nada que hablar", y uno compuesto por José Martos, titulado "El porvenir, un castigo". También se incluyó en el álbum la canción "El hombre de las cavernas", compuesta por Armando de Castro en 1997 para un proyecto en solitario que nunca vio la luz. Todos los temas están cantados por Carlos, salvo las instrumentales de apertura y cierre, el citado tema cantado por Arias y dos cantados por Armando, "En el centro de la tierra" y la balada "También por ti".​


El 19 de noviembre de 2007 fue publicado un nuevo disco doble en vivo, Desde Barón a Bilbao, compuesto por 2 discos compactos y un DVD. El lanzamiento del disco marcó el fin de la etapa de Ángel Arias y José Martos con Baron Rojo, los cuales pasaron a formar parte del proyecto de V.M. Arias, formación a la que llamaron Atlas. El concierto fue grabado el 23 de agosto de 2007 durante las fiestas locales de Aste Nagusia de Bilbao. Tras el lanzamiento del álbum la banda anunció la incorporación de los dos sustitutos. El puesto de bajista lo ocupó Tony Ferrer, hasta entonces bajista del grupo tributo a Deep Purple Los Parpel y de José Andrëa, cantante de Mago de Oz en su aventura solista. Para suplir el puesto de baterista fue contratado Rafa Díaz, ex Easy Rider y hasta entonces miembro de Neomenia.12​ Tony Ferrer fue expulsado de la banda en septiembre de 2008, siendo sustituido por el exbajista de Ñu, Gorka Alegre. Ese mismo año la banda grabó un nuevo álbum en directo, el cual se publicó en el 2009 por Sony Music con el título de En clave de rock, participando en el disco la Banda sinfónica C.I.M. de Mislata13​ como colofón a los actos de celebración de los 100 años de creación de dicha banda sinfónica.



Barón Rojo en 2009

Reunión de los músicos originales y comienzo de la nueva década

En febrero de 2009 la banda confirmó su participación en el Festival Metalway de Zaragoza, que se llevó a cabo el 20 de junio de 2009 con una reunión especial en la que participaron los cuatro miembros originales del grupo, Carlos de Castro, Armando de Castro, Hermes Calabria y José Luis Campuzano "Sherpa".


Tras la gran acogida de los fanáticos por la participación de los músicos originales en el Festival Metalway, la agrupación salió de gira por territorio español durante el año 2010 con su formación original con motivo del trigésimo aniversario de la banda3​ realizando conciertos en Madrid, La Coruña, Baracaldo (Vizcaya), Villarobledo (Albacete), Madrid por segunda vez, Barcelona, Cambre (La Coruña), San Javier (Murcia), Valencia y de nuevo Baracaldo (Vizcaya).Sin embargo la formación actual en esos momentos, (Carlos, Armando Gorka y Rafa) también giró ese mismo año y se fueron alternando conciertos de una y otra formación, Esta formación con Gorka y Rafa en la base rítmica es la que el 14 de junio de 2010 participó en la edición de ese año del reputado festival Rock in Rio.


Para conmemorar la mencionada gira 30 aniversario de la banda, llevada a cabo entre 2010 y 2011, se grabó una película que recoge la trayectoria de la banda desde sus inicios hasta la actualidad. La producción cinematográfica, titulada Barón Rojo: La película, fue dirigida por Javier Paniagua y José San Cristóbal y contó con la colaboración de fanáticos de la agrupación, que aportaron fotos, vídeos, recortes de prensa y anécdotas que fueron incluidos en el filme.


Tras la gira de reunión 30 aniversario, los hermanos de Castro junto con Gorka Alegre y Rafa Díaz, regresaron al estudio para grabar su propia versión de la ópera rock Tommy, compuesta por la banda británica The Who en 1975. El resultado fue el álbum Tommy Barón, publicado finalmente el 11 de diciembre de 2012 con adaptación musical de Armando de Castro y letras completamente en español y con el que sacaron el videoclip de la canción "No lo aceptaremos" En el booklet del disco se incluyeron ilustraciones del artista Borja Bonafuente Gonzalo.​ Este trabajo fue mezclado por Eddie Kramer en Los estudios LAFX de Los Ángeles (USA), y producido por Juan de Dios Martín y Antonio García-Oñate. Además el disco contó con la colaboración estelar de la cantante Eva Amaral, que cantó en el tema "La reina ácida".

Actualidad

En agosto de 2015 el bajista Gorka Alegre abandonó la agrupación, siendo sustituido provisionalmente por Ángel Arias. El puesto finalmente fue ocupado por Óscar Cuenca. Sin embargo, por problemas de salud, el músico tuvo que abandonar la formación en plena gira sudamericana de la banda en 2016. José Luis Aragón se encargó de suplir al músico hasta el cierre de la gira, para más tarde volver a la banda Angel Arias. En el mismo año 2016 Barón Rojo participa en el concierto Rocktiembre celebrado en la Plaza de las Ventas, en donde se grabó un nuevo disco y DVD en directo junto con las otras bandas que participaron en el evento, Coz, Ñu, Topo, Asfalto y Burning. En junio de 2017 el bajista Javier Rodríguez debutó como nuevo integrante de Barón Rojo, y en marzo de 2018 se incorporó Jose Luis Morán, el cual es el actual bajista de la banda.


El 10 de febrero de 2019 la banda anuncia en rueda de prensa a todos los medios que se despedirán en una gira durante el año 2020 coincidiendo con su 40 aniversario "terminando así su andadura".15​16​ Mientras tanto durante todo el año 2019 siguieron recorriendo los escenarios de toda la geografía Española y participando en los principales festivales de rock.17​


En el año 2020, Barón Rojo con su formación actual (Carlos y Armando de Castro, Rafa Díaz y José Luis Morán) inició su ambiciosa gira de despedida que tenía previsto incluir un buen número de actuaciones por toda Sudamérica y varios enclaves estratégicos de Estados Unidos, así como recorrer todo el estado español, en una gira en la que se esperaban hacer más de un centenar de conciertos, sin embargo la Pandemia del Coronavirus frustró los planes a menos de dos meses del inicio de la ruta, por lo que sólo pudieron visitar los escenarios de Miranda de Ebro, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Cádiz, Sevilla, Castellón, Zamora, La Zubia, Córdoba, Valladolid, Aldeanueva de Ebro, Pamplona, Oviedo, Málaga y Vigo.


Durante el año 2021 y 2022, tienen previsto reprogramar toda la gira, tanto por España, como por Sudamérica, Estados Unidos y algunas ciudades Europeas, habiendo ya fechas establecidas, pero todo dependerá de la evolución de la pandemia. El último concierto de la banda en la capital de España, se celebrará en el Wizink Center de Madrid, el 28 de diciembre de 2021.


Legado

Barón Rojo es una de las bandas pioneras del heavy metal en español, además de haber sido una de las más importantes bandas del rock español.2​ En 2012, la revista Rolling Stone calificó a Barón Rojo como la 18ª mejor banda del rock español.18​ Sus álbumes Volumen brutal y Metalmorfosis fueron incluidos por la revista musical Al Borde en la lista de los 250 mejores de todos los tiempos como el 17º y 107º mejores álbumes de la historia del rock en español, respectivamente.


En 2002 fue publicado un álbum tributo a la banda, titulado Larga vida al... Volumen brutal, en el que agrupaciones como Lujuria, Tierra Santa, Rata Blanca, Los Suaves, Ankhara, Mägo de Oz o Azrael rinden homenaje a Barón Rojo, interpretando los clásicos de la agrupación que formaron parte de los dos primeros discos de la banda, de ahí el título del disco, "Larga vida al... Volumen Brutal".20​ En el 2006 en Argentina también se publicó otro álbum tributo a la banda, titulado "El barón vuela sobre Argentina", con la participación de bandas de ese país suramericano como Jasón, Lörihen y Nafak.21​


En diciembre del año 2010 el periodista musical Mariano Muniesa publica un libro dedicado a la banda, que llevó por título "Barón Rojo, la biografía definitiva del grupo más grande del Rock Español". En el año 2013 se publicó una segunda edición, incluyendo nuevos apuntes sobre la banda, cambiando el título del libro a "Barón Rojo, La leyenda del Heavy Metal español".


En el año 2012 se estrenó un film cinematográfico que llevó por títuto "Barón Rojo, la película", película documental española que fue dirigida por Javier Paniagua y José San Cristóbal, que narra la historia de la legendaria agrupación de heavy metal Barón Rojo.


En el año 2016 los hermanos de Castro, como miembros de Barón Rojo, recibieron en Leganés el premio a la Independencia, por haber sido siempre críticos pero equidistantes a cualquier ideal político, galardón que también recibieron los periodistas José Ramón de la Morena y el presentador de televisión Jesús Cintora, así como el economista José Ignacio Conde y la revista de humor político "El Jueves" entre otros galardonados.


En noviembre de 2016, el grupo sorprendió a sus fanes con la presentación de la nueva Cerveza Barón Rojo. La presentación se llevó a cabo en las instalaciones de "Birra & Blues" en la localidad valenciana de Massalfassar. A dicha presentación, asistieron Carlos y Armando de Castro, y se contó con la presencia de más de 450 invitados que degustaron la cerveza del Barón.


https://elpais.com/elpais/2019/04/05/icon/1554459388_847149.html

Barón Rojo: jamás un grupo ‘heavy’ español tan grande, jamás un final tan triste

Las guerras intestinas acaban con los reyes del rock duro en castellano. Después de 40 años, tiran la toalla enfrentados y con un rictus de amargura


CARLOS MARCOS
MADRID 10 ABR 2019 - 04:36 ART

“Fuimos un diamante que cayó en un cubo de mierda”. Como epitafio para un grupo de heavy metal suena hasta auténtico. Pero es una historia tan triste que no procede frivolizar. La frase es de José Luis Campuzano Sherpa (Madrid, 1950) y con ella quiere resumir la desesperante trayectoria de la banda a la que él perteneció, el que para muchos es el grupo más grande que ha dado el rock duro cantando en castellano, Barón Rojo.

Barón Rojo acaba de anunciar que se retira en 2020. Es justo cuando se cumple su 40 aniversario. No serán los Barón Rojo auténticos, aquellos que irrumpieron en 1980 con una propuesta difícil de creer: una banda española que se podían comparar (incluso superar) a los grandes del género, como Iron Maiden o Scorpions.

El grupo está partido en dos en la actualidad, con acusaciones cruzadas, vetos en festivales, insultos… En realidad los dos bandos enfrentados existieron desde casi el primer ensayo. Por un lado, los hermanos De Castro, el guitarrista Armando (1955) y el también guitarrista y voz Carlos (1959); por el otro, el ya citado Sherpa, bajo y voz, y el batería uruguayo Hermes Calabria (1950).

Aquellos primeros años, cuando los cuatro se juntaban en el escenario eran imbatibles. Excelentes músicos, estética dura, letras que urgían a los jóvenes a ser rebeldes y canciones soberbias (Resistiré, Los rockeros van al infierno, Con botas sucias, Incomunicación…). Cuando se bajaban del escenario el grupo se partía en dos. Ni siquiera viajaban juntos en la furgoneta. Estas declaraciones se las hizo Sherpa a este periodista: “Después de los conciertos, Hermes y yo nos íbamos de marcha y los hermanos se quedaban en el hotel jugando al bingo”.

Tipos austeros estos De Castro, como ellos reconocen: “Nos miraban mal porque no bebíamos ni nos drogábamos. A veces sufríamos una presión ambiental fuerte. Nosotros le decíamos a la gente: ‘Bueno, tú drógate, nosotros, no’. No me voy a dejar la salud y el dinero en esas cosas. Prefiero gastarme el dinero en guitarras”, ha dicho Armando de Castro.

Había mucha aversión a punto de desbordarse. Sherpa componía con su pareja, Carolina Cortés. Letras duras, cabreadas, siempre contra el poder, donde se apelaba a la conciencia de clase: somos heavies, distintos, tenemos nuestros códigos, nadie nos quiere, mejor para nosotros. Si las firmaba la pareja, las cantaba Sherpa. Si las componían los De Castro, la parte vocal la ejecutaba Carlos. Trabajaban siempre por separado. Cada bando se peleaba por acaparar el foco. Celos, envidias, egos...

Estas declaraciones son de Sherpa en 2016: "Los hermanos jamás se caracterizaron por hacer buenas letras, jamás... Han sido niños ricos toda la vida. A Armando le compró su mamá una guitarra Gibson, un piano... Tenían una discografía en su habitación de miles de discos, cuando yo para comprarme uno tenía que ahorrar tres meses. Para comprarme mi primera guitarra española estuve trabajando en un sitio de albañilería...". Sherpa, eso sí, defiende la brillantez como músico de Armando, no así la del hermano: "Carlos es mediocre en todo. Se vale del hermano, que es el que tiene talento, para estar en un grupo que no le pertenece. Carlos no tiene categoría para estar en Barón Rojo. Sin embargo, estuvo y fue la bola que nos lastró a todos".


Esta ausencia de empatía entre los miembros quedó en un segundo plano en los primeros años de la banda, cuando llenaban plazas de toros y eran número uno en Los 40 Principales. Sobre todo desde la publicación, en 1982, de Volumen brutal, un disco colosal, lleno de himnos heavies que todavía se siguen recordando. El Barón va a todo gas: actúan en un festival en Brujas y ofrecen 50 entrevistas para medios extranjeros; 200.000 rockeros se reúnen en el parque de Camoens de Madrid para escuchar a sus mesías. "Cuando yo escuché a Barón Rojo lo único que quería hacer era subirme a un escenario y hacer rock and roll. Era un grupo que incluso le venía grande a España. Héroes del Silencio hicimos cosas en Europa que ya habían hecho antes ellos, como no tener ningún complejo de inferioridad ante las grandes bandas inglesas. Sí, nuestros maestros fueron Barón Rojo", explica Bunbury en el documental Barón Rojo. La película.


En España, sin embargo, la atención mediática era para los grupos de la movida. Pero la calle decía otra cosa. La escena rockera tiene esta queja grabada a fuego y no le falta razón: el poco interés que les prestaron los medios y el poder cuando eran ellos los que llenaban los pabellones.


Y llegó 1986. La atención hacia la música dura en España empezó a decaer. El grupo consideró que era el momento de proyectarse en el extranjero. No solo en Latinoamérica, donde en algunos países ya eran grandes, también en Europa y Estados Unidos. Ya que su compañía, Zafiro, no estaba interesada en invertir, lo intentaron con otra. “Queríamos ir con EMI internacional. Pero por una serie de penosas y lamentables circunstancias nos hicieron quedarnos en Zafiro. Y eso fue un palo que el grupo nunca llegó a superar”, ha dicho recientemente Armando.


Las disputas entre las dos facciones se recrudecen. Sherpa llegó a confesar años después: “No nos llevábamos bien, nos odiábamos”. A esto se suma la pérdida de calidad de los discos y la merma en las audiencias del directo. En 1989, Sherpa y Hermes abandonan. Los De Castro deciden seguir con el nombre, incorporando a diferentes miembros, que vienen y van. Nunca llegarán a la calidad de los primeros ochenta. “Estuve dos años sin coger una guitarra. Quedé mal herido. No quería saber nada”, ha dicho Sherpa sobre aquella ruptura. Después, el bajista regresó a la música, pero en un género totalmente distinto: componiendo para El Fary o Coyote Dax.


Fueron dos décadas dolorosas, con acusaciones cruzadas, desagradables, y con el nombre del grupo chapoteando en el fango. Más de una decena de músicos pasaron por los Barón de los De Castro. Hubo momentos desconcertantes: actuar los dos bandos (los Barón de los De Castro, y Sherpa en solitario con Hermes en la batería) en Viñarock y tocar prácticamente el mismo repertorio. La gran preocupación de los organizadores era que no se cruzaran en el backstage. Reinaba la orden de alejamiento.


La situación económica de los cuatro no es la mejor en 2010, justo cuando se celebra el 30 aniversario. Y se obra el milagro. Este periodista asiste a la preparación de la gira en un ensayo a las afueras de Madrid. Un enero ventoso y gélido, muy en sintonía con el ambiente. “No nos hemos juntado por la pasta, y sin pasta no nos hubiésemos juntado", cuentan aquella jornada.



Además del dinero, el grupo argumenta que existe un reclamo de los seguidores, que desean ver en directo a los miembros originales. Sin embargo, algo falla: las actuaciones no son tan abundantes como creían. Las buenas intenciones se acaban pronto y las fricciones regresan. Hay un momento especialmente surrealista. En la web de contratación del grupo se ofrecen dos menús: los Barón Rojo originales (los De Castro con Sherpa y Hermes) y los actuales, más baratos (los De Castro con dos músicos contratados). Meses después la formación original ya no es una opción.


En 2016, otra refriega. Se celebra en Las Ventas el festival Rocktiembre. Actúan viejas glorias como Topo, Asfalto, Burning, Ñu... y Barón Rojo. Pero Sherpa tiene algo que decir: "Ellos mismos han reconocido en entrevistas que no me vetaban, simplemente decían a los organizadores: '¡O Sherpa o nosotros!'. Y lógicamente la marca comercial Barón Rojo atrae a más gente. Bonita manera de privar de trabajo a unos compañeros de profesión por ¿celos? ¿venganza? ¿miedo a no poder resistir las comparaciones? He de confesaros que en cierto modo me alivia no participar en el evento [Rocktiembre], porque oír o, mejor dicho, soportar la voz del 'hermano que canta' [Carlos de Castro], es una prueba muy dura para mis oídos y mi bienestar mental”.


Cómo están las cosas en 2019 en Barón Rojo cuando el grupo afronta su última gira en 2020. Agrias. No va a haber una nueva reunión del cuarteto original y se abre otro frente: la relación entre los hermanos De Castro ha precipitado el anuncio del final del grupo. Armando de Castro acaba de editar un disco con su propio grupo, Armando Rock. Así lo justifica el enero pasado en el programa Corsarios del metal, de Radio Enlace: “Dentro de Barón no encontraba la suficiente libertad para dar rienda suelta a lo que a mí me apetecía. A veces con los hermanos, ya sabes, pasa de todo. No solo les va a ocurrir a los Gallagher [los enfrentados hermanos de Oasis]. En vez de estar todo el día peleándome, prefiero montar mi película”.


La última noticia, esta misma semana, es que Sherpa y Hermes han montado una banda, Los Barones. Otra vuelta de tuerca al conflicto. "Tenemos numerosos proyectos asociados a esta nueva aventura de Los Barones, entre ellos una próxima gira. En ella haremos un gran repaso por nuestra época en Barón Rojo y además vamos a rescatar temas nunca tocados en directo ¡Será como lanzarlos de nuevo!".


Una cosa más que hay que contar de la actualidad del grupo. Armando de Castro busca pareja: se presentó recientemente en el programa First Date...



Comentarios