EDITORIAL: La originalidad

EDITORIAL: La originalidad Por Antonio J. Gimenez La originalidad es una de las virtudes más deseadas por los artistas y a su vez, una de las más aclamadas por el público. Un músico con la capacidad de crear su propio sonido será fácilmente reconocible y apartado del abstracto tumulto de candidatos a la cima.  ¿Y de donde nace la originalidad? ¿De la calidad técnica? Claro que no. Solo entren a internet y lo comprobarán. Hoy en día, es muy común encontrar en sitios como YouTube a un número absurdo de personas que pueden interpretar piezas tan difíciles como exquisitas. Desde las más prestigiosas sinfonías clásicas hasta obras de la cultura popular. Si bien estas habilidades son loables, le duela a quien le duela, es más de lo mismo. Pero “ojo”, es una gran herramienta que deben atesorar (recuerden esto), porque la habilidad técnica es un gran comienzo para alcanzar la iluminación artística. Volvemos a nuestro cuestionario ¿La originalidad nace simplemente de hacer algo completamente di

Ron Wood

 https://www.clarin.com/espectaculos/musica/ron-wood-historia-rolling-stone-gitano-hermanos_0_kLEZnwla9.html

Recuerdo

Ron Wood: la historia del Rolling Stone gitano y sus hermanos

Fue de los primeros de su familia en nacer en tierra firme, ya que eran “gitanos de agua”, que trabajaban y vivían en barcazas.


César Pradines

“Mis hermanos y yo fuimos los primeros de la familia en nacer en tierra firme”, contó Ron Wood, guitarrista de los Rolling Stones, cuyo origen se encuentra en la comunidad de gitanos de agua. “Mi madre y mi padre -sigue el músico- vinieron al mundo en barcazas en Paddington Basin, al oeste de Londres, como también mis abuelos y mis bisabuelos”. Primera generación de la familia Wood nacida en tierra firme y un ejemplo de fraternal unión que trascendió la fama y el tiempo.

Ron Wood, que cumplió 74 años el 1° de junio, viene de una tradicional familia de gitanos de agua que durante generaciones surcaron el Támesis y sus afluentes. Su padre Arthur nació en la barcaza de su familia, Antelope, mientras que su madre vino al mundo en la Orient. Sus antepasados trabajaron y vivieron en esas embarcaciones de carga desde el siglo XVIII, casi todos relacionados con el transporte de grava, arena y sobre todo madera, de donde podríamos deducir el origen del apellido del músico (precisamente, wood). Sus padres hacia 1937 se mudaron a tierra firme, a una vivienda municipal en el Número 8, de Whitethorn, en Yiewsley, West Drayton, al oeste de Londres, donde nació Ron y sus hermanos mayores Art y Ted. Un hogar con mucha música y algunos problemas de alcohol. Su padre por las noches dirigía una big band de armónicas, un instrumento que lo acompañó toda su vida.

Mientras vivían en Whitethorn, su padre siguió trabajando con las barcazas en el Canal Grant Union que atravesaba Yiewsley mientras que sus hermanos compartían su tiempo entre el estudio del diseño gráfico con la música. Art (1937-2006) se acercó al blues desde la guitarra y el canto; Ted (1939-2003), al jazz a través de la batería. Ambos fueron los reales inspiradores de Ronnie para acercarse a la música, aunque como recordaba Charlie Watts: “Los hermanos de Ron no dejaban que tocara sus guitarras, ni los tambores”. Art fue el cantante de la Alexis Korner’s Blues Incorporated durante las sesiones en el Ealing Jazz Club, en tiempos que Watts era su baterista; corría el año 1961 y 1962. El primer instrumento de Ron fue la tabla de lavar que dejó Ted tras su paso por la Original London Skiffle Group, a finales de los años cincuenta para dedicarse casi por entero a la batería.


La importancia del pacificador

Ahora bien, Keith Richards afirmó que el ingreso de Ron en los Stones, en 1975, llevó al grupo a un proceso de pacificación. “Tiene un 'tiempo místico' que definitivamente volvió a reunir a la banda”. Esa calidad humana del guitarrista, alegre, componedor y leal ya se notaba en su infancia, cuando se interponía en las violentas peleas cotidianas de sus hermanos que terminaban por lo general a primera sangre. “Ron es un gran hermano y se metía entre nosotros para que dejásemos de pelear y lo conseguía; alguna vez hasta recibió incluso un puñetazo perdido”, confesó Art en una de las entrevistas que le hicieron a raíz de su famoso hermano.

Art, que fue la mayor influencia de Ron, le enseñó los primeros rudimentos del rock en la guitarra, asistió al Ealing School of Art, donde también estudiaron por esos años Pete Townshend, David Bowie y Freddie Mercury.

"Era una escuela de arte cuando fui allí por primera vez en 1950. Pero pronto comenzó a tener una potente energía musical. Todo el mundo se estaba volviendo muy experimental. Estábamos en la Era Beatnik y los comienzos de lo que se convertiría en las bandas de skiffle, tan populares ¡Todo estaba sucediendo! ¡Cualquiera que tuviera la más remota inclinación artística o musical se podía expresar!”, señaló Art Wood, el primero de la familia en armar su propio grupo, el Art Combo, en 1958, una banda de R&B que hacía versiones de temas de Chuck Berry y Fats Domino; de ahí pasó a ser cantante de Alexis Korner hasta que fue reemplazado por Long John Baldry.


Mods en Londres, cantando entre hermanos

Los hermanos Wood, a pesar de la diferencia de edades, estaban enrolados en el movimiento Mod, rivales históricos de los Rock. En 1964 el Art Combo se convirtió en The Artwood, en el que estaban Jon Lord en teclado (uno de los fundadores de Deep Purple) y Keef Hartley, uno de los mejores bateristas de Londres. Se instalaron en el conocido Club 100 y firmaron para el sello Decca en el que sacaron varios simples y un Ep que le dio una formidable reputación como banda en vivo. The Artwood son los antecesores de los legendarios Yardbirds y The Animals.

Cambios constantes llevaron a The Artwood, en 1967, a un callejón sin salida marcado por un simple What Should I Do?; Art decidió en entonces cambiar el nombre de la banda por Masacre del Día de San Valentín, vestidos de gángster. y tratando de sacar provecho de la exitosa película Bonnie & Clyde. "Lanzamos un viejo éxito de Bing Crosby Brother Can You Spare Dime?. Fue una aventura desafortunada en la que preferí no insistir; todo el tiempo la banda tenía cambios de músicos”.

Tras el rotundo fracaso de ese proyecto, Art se reúne en 1969 con su hermano Ron y el cantante Rod Stewart que habían quedado sin banda a raíz de que el genial guitarrista Jeff Beck había terminado con Jeff Beck Group en busca de otros horizontes artísticos.

Ron y Rod acercaron a Art a los músicos de Small Faces, Kenney Jones, Ian McLagan y Ronnie Lane (libres luego de la partida de Steve Marriot de la banda para formar Humble Pie) y Jim Gardner (bajista de Birds y The Creation, bandas en las que también había tocado Ron Wood). “Grabamos dos temas como Quiet Melon (Melón Silencioso), Engine 4444 y Diamond Joe y Art lo presentó en Fontana Records, pero el sello lo terminó rechazando. Era una música que sonaba cruda; hicimos varios conciertos en vivo”, recordó Ron Wood en su autobiografía Memorias de un Rolling Stone.

Precisamente, de este proyecto nació Faces, con Stewart, Lane, McLagan, Jones y Ronnie. Este nuevo fracaso lo llevó a Art a su otra profesión, el diseño gráfico publicitario en la empresa que fundó junto con Ted, West Four Design, en Chiswick.

Ted, el Wood baterista, siguió los pasos de Art no sólo en la música, también los estudios y se recibió en el Ealing School of Art en diseño gráfico. Sus comienzos fueron tocando la tabla en una banda tradicional de hot jazz. Formó parte de los exitosos New Temperance Seven en la primera mitad de los setenta, con quienes grabó cuatro discos además de continuas apariciones en televisión y una tupida agenda de conciertos. The New Temperance Seven (1970), The New Temperance Seven In Sweden (1971) Hot New Temperance Seven (1975) y 21 Years On (1976), con temas grabados a bordo del súper rápido avión Concorde “volamos a la velocidad de la bebida”, recordaba Ted; fueron álbumes exitosos en ventas, con repertorios comerciales y temas como Deep Purple, Love In Bloom, Mary y su gran éxito Am I Blue.

Ese año se mudó a la Isla de Wight, donde abrió “Stuff”, una casa de antigüedades que duró bastante poco. De vuelta de esa experiencia, trabajó de encargado de un pub y baterista del Hot 6, de Bob Dwyer, de la Jazz Bandits, de Colin Kindwell y en la estrafalaria Bob Kerr And His Whoopee Band. Mientras la música sonaba, Ted se unió con su hermano Art en la West Four Design con quienes tuvieron el arte de las carátulas del sello Phillips y otros sellos menores.

 En 1998, los tres Wood grabaron dos canciones para Money Due y se las acreditaron a Quiet Melon, de Art Wood, y aparecieron tocando en el viejo Eel Pie Club, de Twickenham. “Ted y yo siempre estuvimos felices de que al menos uno lo haya logrado. Ronnie lo hizo suficientemente grande para los tres”, declaró Art, a Terry Rawlings, autor de Rock On Wood (1999).

Edward Wood murió el 29 de septiembre de 2004 a raíz de un cáncer de hígado, tenía 64 años y Arthur Wood, falleció el 3 de noviembre de 2006 por un cáncer de próstata, tenía 69 años. Ron, que logró recuperarse de un prolongado alcoholismo y consumo de drogas hacia 2008, luego de más de siete internaciones en centros de rehabilitación, pudo recuperarse de un cáncer de pulmón, diagnosticado en 2017 y del que reapareció en 2020, durante la pandemia, "gracias a un poder superior", según expresó recientemente.

WD

Comentarios