Se supo: los Beatles fueron el primer grupo punk y Paul McCartney es fan de los Sex Pistols Un encuentro fugaz y fortuito por las calles de Londres fue el único contacto entre ambos conjuntos. Pero hay muchos puntos de contacto. https://www.clarin.com/espectaculos/musica/supo-beatles-primer-grupo-punk-paul-mccartney-fan-sex-pistols_0_ow4YKxP1MC.html Sí, Paul McCartney amaba el punk. El tipo era fan de los Sex Pistols y eso lo recordó el propio John Lydon, cantante de la banda, quien tuvo el honor de protagonizar un bochornoso encuentro con el beatle a fines de los años '70. Lydon, más conocido como Johnny Rotten, estaba casado (lo que ya es todo un chisme para el relato). Lo cierto es que en el programa Life Stories dijo que él iba con su esposa conduciendo por Londres y pasó lo presuntamente inesperado: “Dos personas cruzaron la calle corriendo: eran Paul y Linda McCartney. Me vieron y empezaron a golpear la ventanilla del coche”. Rotten parece que se asustó como si los in

No Me Toques

 Nuevas exponentes del punk: No Me Toques. 


https://www.pagina12.com.ar/494317-nuevas-exponentes-del-punk-no-me-toques

Cumplieron un año de poblar los escenarios de CABA y Gran Buenos Aires del más exquisito punk, ese que arma un pogo tremendo e inolvidable, con letras pegadizas y bien pesadas sobre el devenir de la existencia. Su estética es la de muñecas enojadas, gritando sus verdades de corazones rotos. Pero aseguran que sus recitales son totalmente seguros y una fiesta para encontrarse y divertirse. Pasen y conozcan a No Me Toques, la revelación punk rocker de chicas de veinte. 


¡¡El punk no ha muerto!! ha tomado el cuerpo de cuatro chicas veinteañeras que no pudieron rechazar la oportunidad de hacer bailar a todo el underground. Margo Valencia (cantante), Luna Etchegaray (baterista), Paloma Acosta (guitarrista) y Luna Korenman (bajista) son las responsables de hacer latir los corazoncitos rotos del país y entonar sus manifiestos sanadores. 


El pack completo: baile eterno, no podrás controlar a tus pies, un abrazo melódico, con sus letras te van a curar cualquier herida que tengas y un espacio, contenido y seguro, para pasar una noche hermosa. Margo tiene un vestido blanco lleno de volados, angelical, el pelo separado por dos colitas que se balancean con sus pasos firmes. Luna empieza a tocar la batería con un ritmo militar y Margo repite cada vez más fuerte: “Salgo a la calle vestida de trola y un hombre me sigue atrás”. 



El público está deseoso, quieren que explote la bomba, pero esperan tranquilos porque saben que ellas les van a dar ese punk que tanto ansían, algunos impacientes saltan un poco y otros repiten con ella. Un clima tenso llena el aire y se libera cuando la melodía se acelera en su canción “Policía” y las piñas y patadas empiezan a volar por los aires. No Me Toques es un cuarteto que se formó pasada la pandemia. Paloma hablaba con Juana Gallardo (ex bajista de la banda, actualmente parte de DUM CHICA) sobre el deseo de tener una banda de punk (“si no la tenemos ahora, no la vamos a tener nunca”), decían. Sentían que tenían mucho que descargar y que la música sería el mejor canal para expresar todo eso. 



Así ellas contactaron a Margo, la cantante y luego llegó Luni, la baterista que cuando se sumó a la banda solo había tenido una clase de batería en toda su vida. Paloma cuenta: “nos juntamos al toque las cuatro en la casa de Juani con una pandereta, una guitarra, un piano y nada más, hicimos todos los temas improvisados en esa tarde y así fuimos armando todas las canciones”. La música surgió sola entre esas cuatro paredes que casi no podían soportar todo lo que esas chicas tenían para gritar. Después de que Juana se fue de la banda, entró como nueva bajista Lunico. 


Las chicas solo quieren divertirse (y hacer pogo) 

El 2 de septiembre de este año fue el primer cumpleaños de la banda y lo festejaron a lo grande en el Teatro Mandril con una mega fecha donde invitaron a participar a sus amigxs, familiares, fans y cualquier persona que quisiera ir. Sobre el festejo Luna cuenta: “queríamos celebrar que se cumplía un año desde que tocamos juntas y queríamos hacer algo parecido a lo que fue nuestra primera fecha –el bautismo– que fue en Tacuarí exactamente hacia un año”, cuenta que entre esas dos fechas pudo trazar varios paralelismos, pero que lo que más notó fue una mística particular y una manija de la gente (que las emocionaba mucho más a ellas también).



Mucha gente había confirmado su asistencia y se podía sentir que el teatro iba a estar estallado de cariño, baile y alegría. En la fecha solo tocaron las homenajeadas y las acompañaron expositores visuales –como Forobardera, Glasswen y Skkkelectric– que vistieron las paredes del Mandril. También se sumó Juana a tocar con ellas, contaron con el aporte de sus amigxs performers, hicieron canciones que no tocaban hace tiempo como covers de Sumo o una performance de I Wanna Be Your Dog de The Stooges. La baterista cuenta también que toda la banda estaba emocionada por tomar Amargo Obrero (bebida alcohólica hecha de hierbas) y que ella nunca había probado, habían ya pactado “en el cumpleañito tomamos amargo” y como ritual de festejo, compartieron un trago por todo lo que habían logrado y todo lo que aún está por llegar.


Emocionada y un poco nostálgica recuerda: “Se cumplía un año que tocábamos juntas, muchas cosas pasaron, podría decir que pasaron cuatro años en uno, pero a la vez solo fueron 365 días, somos re bebes” No Me Toques ha tocado en todo CABA y provincia de Buenos Aires, desde el barrio de Villa Crespo hasta Mar Del Plata.


Cuentos que no son cuentos

“Siento que de alguna forma contamos historias, yo cantando siento que soy un túnel hacia esa emocionalidad” dice Margo y explica que siente que la performance de la banda nace desde ese lugar, de lo más profundo de su sentir. “Mi cuerpo está completamente a disposición de lo que está sintiendo, sin reprimirme en lo más mínimo y así surge, sale solo, no me creo muy consciente de lo que hago en el escenario porque simplemente lo siento, hasta muchas veces tengo los ojos cerrados” remata.


Una de las facetas más llamativas de la banda, es su puesta en escena: cuatro chicas firmes sobre el escenario, Margo deshecha en el piso entonando y encarnando cada una de sus canciones como si fuera la última vez que podrá tocarla en vivo. Durante su tiempo tocando, No Me Toques ha hecho diferentes actuaciones en sus shows. Una de sus primeras y más llamativas puestas en escena fue en una canción de las chicas que hablaba sobre los estándares de belleza y la presión familiar de ser ‘la muñeca perfecta de mamá’. En ese tema, Lucero –la performer amiga de la banda– se sube al escenario con su pelo dorado y hermoso, perfecta, bailarina de cristal (pero para nada frágil) con un rodete y vistiendo una malla enteriza se baña entera de sangre, cual Carrie en el baile de graduación.


La cantante dice: “la estética me gusta mucho, el mundo todo lindo, brillante, sonriente, me gusta que tengamos ese juego de ser unas nenas lindas de peluche tiernas que gritan, que están re mal y que están sufriendo” explica que juegan a ser ángeles, pero que para ella en realidad son ‘viudas vestidas de blanco’. Si bien todavía no hay canciones suyas en la web para escuchar, Paloma reveló que están grabando su material para subirlo apenas sea posible, mientras tanto existen en YouTube videos de sus actuaciones en el canal Vivo Buenos Aires. Ahí están subidas fechas como ‘No Me Toques en Lino 2022.09.23’ y ‘No Me Toques en El Emergente 2022.07.30”. Pueden seguirlas en su Instagram @nometoques____ y esperar a su próximo show para vivir su experiencia punk de dulces angelitas oscuras.

Comentarios