EDITORIAL: La originalidad

EDITORIAL: La originalidad Por Antonio J. Gimenez La originalidad es una de las virtudes más deseadas por los artistas y a su vez, una de las más aclamadas por el público. Un músico con la capacidad de crear su propio sonido será fácilmente reconocible y apartado del abstracto tumulto de candidatos a la cima.  ¿Y de donde nace la originalidad? ¿De la calidad técnica? Claro que no. Solo entren a internet y lo comprobarán. Hoy en día, es muy común encontrar en sitios como YouTube a un número absurdo de personas que pueden interpretar piezas tan difíciles como exquisitas. Desde las más prestigiosas sinfonías clásicas hasta obras de la cultura popular. Si bien estas habilidades son loables, le duela a quien le duela, es más de lo mismo. Pero “ojo”, es una gran herramienta que deben atesorar (recuerden esto), porque la habilidad técnica es un gran comienzo para alcanzar la iluminación artística. Volvemos a nuestro cuestionario ¿La originalidad nace simplemente de hacer algo completamente di

Nils Frahm


Nils Frahm


 

El alemán Nils Frahm tiene 38 años y una carrera de más de 15. Y lo impresionante de su propuesta es que mira al piano -el instrumento clásico- al mismo nivel de los sintetizadores y de las drum machines. Entonces, la música electrónica se fusiona con cosas que bien podrían sonar a Tchaikovsky. Esto porque Frahm estudió piano durante ocho años. Y porque siempre le interesó la tecnología. El resultado es casi como hacer un rave en el lugar equivocado. Así de maravilloso.

Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/cultura/cinco-artistas-deben-escuchar-2021/

 El alemán Nils Frahm tiene 38 años y una carrera de más de 15. Y lo impresionante de su propuesta es que mira al piano -el instrumento clásico- al mismo nivel de los sintetizadores y de las drum machines. Entonces, la música electrónica se fusiona con cosas que bien podrían sonar a Tchaikovsky. Esto porque Frahm estudió piano durante ocho años. Y porque siempre le interesó la tecnología. El resultado es casi como hacer un rave en el lugar equivocado. Así de maravilloso.

 

Comentarios